MI ENCUENTRO CON JORDI CUESTA “EL MESTRE”

Daniel Farriol

 

Afrontamos una semana clave para determinar el futuro de nuestro Terrassa FC. Una semana que puede ser trágica o iniciar el camino de la recuperación para sentar las bases del futuro del club. El primer equipo, mirando de reojo a los puestos de descenso compensado, se enfrenta mañana en el nuevo campo de Fontetes al Cerdanyola FC, mientras que nuestro filial en una racha negativa que dura desde noviembre jugará en casa este domingo frente al CF Vilaseca. Más que nunca nuestros equipos necesitarán del apoyo de la afición para sacar adelante sus partidos. Pero toda esta situación deportiva complicada no sería tan preocupante si no existieran tantas razones extradeportivas que cada día asaltan los medios de comunicación y las redes sociales, convirtiendo el proyecto ilusionante del inicio de la temporada en un caos constante que está desmotivando al aficionado y socio de toda la vida. Es por eso que esta tarde he tenido un encuentro con nuestro Presidente, el Sr. Jordi Cuesta, para debatir sobre todo lo que me inquieta a mi y creo que a muchos otros sufridores rojillos.

Lo primero que tengo que hacer es agradecer al Sr. Cuesta su entera disponibilidad a recibirme y dialogar conmigo durante aproximadamente una hora. Durante nuestra conversación hemos abordado muchísimos temas donde le he manifestado mis inquietudes ante todos los hechos que se han ido produciendo en este último medio año y que, a mi modo de ver, nos están conduciendo a deteriorar la imagen del club. Lo mejor que puedo decir de nuestro encuentro es que, pese a las diferencias que podamos tener en el enfoque de algunos temas, hemos podido hablar de manera cordial sobre cualquier asunto, por peliagudo que fuera, sin que nuestro Presidente esquivara nada. Me ha sorprendido gratamente su disposición a escucharme y explicar su punto de vista sobre las decisiones que han tomado, ha sido una conversación cordial y casi de amigos, pese a que era la primera vez que hablábamos en persona.

Me he encontrado con un hombre que sigue creyendo en su proyecto, que sigue ilusionado pese al desgaste sufrido y que sigue siendo optimista en conservar la categoría para continuar creciendo de cara a conseguir en las próximas temporadas llevar al club donde se prometió en aquella lejana presentación en el Imperial. Yo le he manifestado mis dudas, mi decepción y cansancio con todas las malas decisiones que se han tomado y con la mala imagen de club que estamos dando al exterior. Sin embargo, conversar cara a cara con él, tengo que reconocer que me ha insuflado algo de esperanza, algo que ya creía que había perdido. No, no he cambiado radicalmente mi opinión sobre todo lo que he ido expresando, pero sí que considero que a veces se entra en una espiral de negatividad que se potencia en las redes sociales gracias al fácil lenguaje del teclado anónimo que tenemos las personas desde la poltrona de casa.

En ese sentido, le he manifestado la necesidad de que el club sea más transparente y que se abra mucho más al aficionado, que se le informe con detalle, que se cuenten todas las cosas para evitar malos entendidos y que existe un grave problema de comunicación actualmente en el club que les hace no conectar ni ilusionar a la gente. Ha tomado nota de mis peticiones.

También hemos hablado de La Voz del Socio, medio donde colaboro de manera regular, he intentado llegar a un acercamiento entre ambas partes. El Sr. Cuesta me ha comentado que lo que más le ha dolido es la falta de respeto y el insulto al que se ha llegado en algunas ocasiones. Le he tenido que dar la razón en ese aspecto, creo que a veces se ha traspasado la línea roja de la crítica constructiva hacia la destructora, aunque le he pedido que desde el club se debe exigir ese mismo respeto a todos sus colaboradores, empleados y directivos, ya que en muchas ocasiones he tenido que leer algunos comentarios o insinuaciones intolerables en un club que pretende ser grande. Ahí hemos estado de acuerdo y me ha confirmado que había tomado medidas para que no se volvieran a producir ese tipo de comentarios de gente vinculada con el club, ya que a él tampoco le habían gustado.

La verdad es que hemos hablado de todo, de sus exsocios, de las decisiones deportivas, de los brasileños, de la ampliación de capital, de los litigios abiertos con Pirri o por el escudo, del fútbol base…  Pero sería demasiado extenso relatarlo todo por aquí, lo más importante que quería transmitir en este escrito es la predisposición que tiene el Sr. Cuesta para sacarnos del agujero donde nos hemos metido y que está dispuesto a acabar los cuatro años que se había propuesto estar al frente del club, siguiendo con su apuesta económica para alcanzar las cotas deportivas que todos deseamos. Como se suele decir, el movimiento se demuestra andando y, de momento, vamos caminado como los cangrejos, pero voy a dar un voto de confianza hasta el final de temporada y ver si se cambia el “libro de estilo de la mano dura” hacia el diálogo y la concordia que ha habido en la conversación que ha mantenido hoy conmigo.

Y mientras volvía caminando a casa iba pensando “que bueno sería que todos los aficionados del Terrassa FC hubieran tenido la oportunidad de escuchar al Presidente”, que diferente ha sido hablar con él a leer algunas de sus manifestaciones donde parece estar poseído por la prepotencia. Así que desde aquí lanzo un órdago para que La Voz del Socio pueda grabar una entrevista en vídeo al Sr. Jordi Cuesta, para poder acercar sus pensamientos al de todos los aficionados y construir un puente nuevo que normalice la relación de este medio con el club.

@danielfarriol

Deja un comentario